¿Qué es Siqueiros hoy? Murales (algunos claman restauraciones, otros piden dejarse ver), pinturas, dibujos, fotos, experimentos, películas, escritos, testimonios, imágenes de sí mismo, libros, exposiciones, Sala de Arte Público, Tallera en Cuernavaca, recuerdos, tradición plástica, forma, concepción, dogma, convicción, personaje, red de comunicación, esqueleto, historia, estructura pensante, pertenencia, ilusión de cordura, retén de locura (Irene Herner)

Extraordinario orador, líder y polemista, Siqueiros nació el 29 de diciembre de 1896, en Santa Rosalía de Camargo, Chihuahua. En 1911 ingresó a la Academia de San Carlos y participó en la huelga estudiantil para destituir al director Antonio Rivas Mercado. En 1913 formó parte de la Escuela de Pintura al Aire Libre de Santa Anita, dirigida por Alfredo Ramos Martínez. A los dieciocho años ingresó al ejército constitucionalista comandado por Venustiano Carranza. En 1919 viajó a Europa y regresó en 1922 para trabajar como muralista para el gobierno revolucionario de Álvaro Obregón. Hizo murales junto con Rivera y José Clemente Orozco en la Escuela Preparatoria Nacional.

Fue fundador del Sindicato de Obreros Técnicos, Pintores y Escultores, y de su publicación El Machete. Miembro activo del Partido Comunista Mexicano; en virtud de sus actividades sindicales, fue encarcelado en Lecumberri. En los años treinta realizó murales en Estados Unidos y Argentina. En 1936 viajó a Nueva York y estableció el Siqueiros Experimental Workshop, en el que puso en práctica el empleo de materiales sintéticos, el fotomontaje y el “accidente controlado”, siendo Jackson Pollock, uno de sus alumnos. En 1937 combatió en la Guerra civil española, como teniente coronel. En 1940 se exilió en Chile, por intermediación de Pablo Neruda, al estar involucrado en el atentado a Trotsky. Pintó el mural Muerte al invasor en la Escuela México, en Chillán, Chile. Entre 1952 y 1960 realizó diversos murales y pintura de caballete de contenidos subversivos. En 1965 fundó “La Tallera”, en Cuernavaca. Para 1966 inició el Polyforum Cultural Siqueiros y su mural La marcha de la humanidad.

Su actividad artística estuvo siempre ligada a una intensa vida política; abogó por un arte monumental de exaltación heroica, de fuertes contenidos ideológicos para el público. Publicó No hay más ruta que la nuestra y Cómo se pinta un mural, entre otros. El Coronelazo murió el 6 de enero de 1974, en Cuernavaca.