En el primero titulado La dictadura, la figura de cabeza desproporcionada que porta una bandera con los colores de Alemania, Italia, Estados Unidos y Japón, con una suástica al centro, combina rasgos caricaturescos de Hitler, Mussolini, Roosevelt e Hirohito (según testimonio del propio pintor), así como del ex presidente Plutarco Elías Calles, el “Jefe Máximo”.